About Me

Nadia. Leyendo el capítulo 17 de mi vida.
Mi meta es el infinito.

Nadia's bookshelf: read

The Selection Stories: The Queen & The Favorite
The Queen
Tesis sobre un Homicidio
Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo
Para APRENDER en la UNIVERSIDAD
El niño con el pijama de rayas
Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores
El hombre en busca de sentido
Ideas vip/ VIP Ideas: Casos extraordinarios de creatividad e innovacion/ Extraordinary Cases of Creativity and Innovation
Piedra, papel o tijera
Nunca Más
La noche boca arriba y otros relatos
Casa tomada y otros cuentos
Campos de fresas
An Abundance of Katherines
Cuentos Para Ser Humano
Cien años de soledad
Abzurdah
Relato de un náufrago
The Lightning Thief


Nadia's favorite books »

miércoles, 30 de noviembre de 2016



Título: Los ojos del perro siberiano

Autor: Antonio Santa Ana

Editorial: Norma

“Los ojos del perro siberiano” es una novela juvenil escrita por el argentino Antonio Santa Ana. Se basa en un joven que vive en San Isidro y está a punto de viajar a Estados Unidos. Antes de terminar de preparar sus valijas, narra como debió enfrentar el tenso clima familiar que vivió desde que tiene 5 años, cuando Ezequiel, su hermano mayor, se va de casa, con 18 años, tras una violenta discusión.

La forma en que está narrada en la historia hace imaginar el hecho de que está contada a base de fragmentos, como nubes llenas de recuerdos que pasan por su mente. Puede saltar de un recuerdo a otro sin afectar el orden de los hechos.

Tiene un aire de tragedia por el hecho que desde el inicio conocemos la muerte de Ezequiel, sin embargo, hace que uno recapacite acerca del dramatismo de la muerte y nos ayuda a conocer a su hermano como la persona que fue y no como su enfermedad.

En sus pocas páginas el libro nos llena de reflexiones y emoción, hasta que finalmente nos da melancolía y un final abierto esperanzador para el protagonista, que años más tarde esta a punto de ir a estudiar al exterior teniendo en mente la filosofía de su hermano y decidiendo continuar con su vida luego de vivir una triste adolescencia llena de dolor por su pérdida. Nos deja la moraleja de que los animales son más fieles y puros que los humanos, llenos de prejuicios, al mencionar que los únicos ojos que seguían viéndolo de la misma forma –a Ezequiel- siempre eran los de su perro siberiano, Sacha. Para su perro él era siempre el mismo y apreciaba su amor y dedicación.

Lo recomiendo porque vale la pena derramar lágrimas leyendo este tipo de historias, y además es de lectura rápida. Es un texto atrapante, pese a que nos hace preguntarnos sobre lo que sucedería con los personajes en él.

"-Uno de los motivos porque quiero tanto a este perro, es por sus ojos. Desde que estoy enfermo la gente me mira de distintas maneras. En los ojos de algunos veo temor, en los de otros intolerancia. En los de la abuela veo lástima. En los de papá enojo y vergüenza. En los de mamá miedo y reproche. En tus ojos curiosidad y misterio… 
Los únicos ojos que me miran igual, en los únicos ojos que me veo como soy, no importa si estoy sano o enfermos, en los ojos de mi perro. En los ojos de Sacha."


Booktrailer

jueves, 10 de noviembre de 2016



Canción para los días de la vida

Luis Alberto Spinetta



Este día empieza a crecer
voy a ver si puedo correr
con la mañana,
silbándome en la espalda
o mirarme en las burbujas
Tengo que aprender a volar
entre tanta gente de pie
cuídan de mis alas
unos gnomos de lata
que de noche nunca ríen
Si la lluvia llega hasta aquí
voy a limitarme a vivir
mojaré mis alas,
como el árbol o el ángel
o quizás muera de pena
Tengo mucho tiempo por hoy
los relojes harán que cante
y la espuma gira,
en torno a mi piel
me han puesto manos,
para hablarle a las cosas,
de mí
y al fin mi duende nació
tiene orejas blancas,
como un soplo,
de pan y arroz
y un hongo como nariz
cuatro pelos locos,
y un violín que nunca calla
solo se desprende,
y es igual a las guirnaldas
y y es que nunca calla
solo se desprende,
y es igual a las guirnaldas
Este día es algo de sal
me dejó vibrando al nacer
pesa y es liviano
como un hilo sin nombre
suena un poco a mi guitarra
Tengo que aprender a ser luz
entre tanta gente detrás
me pongo las ramas,
de este sol que me espera
para usarme como al aire
y es que al fin,
mi duende se abrió
tiene un corazón,
de mantel y batón
y un guiño al ver,
que todo es verdad
ya los gnomos cuiden
a un violín que siempre canta
nunca se adormece
y es igual a las guirnaldas
y es que nunca calla
solo se desprende
y es igual a las guirnaldas.

Nada más reconfortante que disfrutar del legado de Spinetta.

miércoles, 9 de noviembre de 2016


Titulo: Nunca Más

Autor: Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas

Editorial: Eudeba

¡Qué manera de empezar el blog! Nada más ni nada menos que con el "Nunca Más", el informe desarrollado por la grandiosa labor de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) que a través de la minuciosa recopilación de datos, la entrega, la paciencia escuchando cada relato, la empatía, que es inevitable ejercerla ante la gravedad de los hechos. El "Nunca Más" que refleja una parte totalmente oscura de la historia de nuestro país, donde nos vimos coartados de nuestra libertad personal, nuestra identidad, nuestra seguridad e integridad, nuestra VIDA.


Hago uso del "nosotros" porque esta calamidad nos pasó a todos; este sistema represor imperante atento contra nosotros. Porque no fue sólo un sector de la sociedad argentina reprimido, no fue sólo el sector que tenían pensamientos totalmente diferentes de los que imponían las Fuerzas Armadas, diferentes de esa mentalidad corrosiva, sino que fuimos todos, porque ¿qué clase de subversivo puede ser un bebé de tan solo días de vida? Por consiguiente, esto lleva a preguntarse ¿QUÉ CLASE DE PERSONA ES CAPAZ DE TORTURAR A UN BEBÉ INDEFENSO SÓLO PARA QUE SU MADRE SOPLE EL NOMBRE DE OTRA PERSONA, QUIEN OBVIAMENTE SUFRIRÍA TORTURAS MUCHO PEORES? 

"Personas", si es que se las puede llamar así...

Este fructuoso informe debe ser conocido por el pueblo argentino, principalmente. Para que todos conozcamos lo sucedido. Para que éste tramo del terror no lo olvidemos. Para que los desaparecidos no sean olvidados. Y, sobre todo, para que no suceda más. NUNCA MÁS.